lunes, 12 de mayo de 2008

Uñas



Me fui con las uñas largas, arregladitas, pintaditas, preparadas para arañar.

Ahora, estas toooodas rotas, cortadas a ras.

Quizá es hora de que me toque ser arañada???

No, no, no, cuesta quitarse los malos hábitos ha sido culpa del estrés.

Tranquilo, si no puedo arañarte, te daré algún azote...

2 comentarios:

Vagamundos dijo...

Yo te prefiero con las uñas largas, cuidadas, afiladas... volverás con ellas destrozadas en el mapa de mi espalda...

Luxury. dijo...

Si es muy inspirador, y me deja mucho que pensar. :D

Gracias por pasarte a mi blog, estamos en contacto
Y no te apures la uñas crecen rapido.
El problema es que la pasion, aveces no repara en la uñas,
si no, en lo que puedan encarnarse, aun sin tenerlas...
mmmmm...Sexxy.